Aplausos


Nada más alentador que un aplauso. Pero cuando se repiten por compromiso la vanidad de aquell@s que los reciben se convierte en un monstruo devastador.


María Gladys Estévez.

miércoles, 16 de octubre de 2013

Destellos

Esa estrella que pende del cielo guiña el ojo, y me dice que eres tú, amigo. Habitas donde la serena quietud.

14 comentarios:

  1. Hermosa imagen que nos dejas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ha pasado un ángel...... decimos. Besos

    ResponderEliminar
  3. ojala fuera así,me niego a creer que se hicieron nada y que solo habitan en nuestros recuerdos,
    abracitos

    ResponderEliminar

Ballade pour Sophie

Ballade pour Sophie

Se habían despedido el mismo día en que se encontraron, solo que, ninguno de ellos lo sabría hasta pasado unos años, en que, l...