Aplausos


Nada más alentador que un aplauso. Pero cuando se repiten por compromiso la vanidad de aquell@s que los reciben se convierte en un monstruo devastador.


María Gladys Estévez.

martes, 24 de septiembre de 2013

Madrugada

 De fondo, Chopin, que envuelve la pequeña tormenta que habita en mí, dándole un poco de sosiego para que  el huracanado pensamiento vuelva a su escondrijo, de siempre.Y el teclado juega cambiando de lugar todas las letras, quizás sean mis ojos que cansados, se resisten.

13 comentarios:

  1. Seguro que Chopin revitaliza la luz de esos ojos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que tus ojos están bien. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¿tendrá que fluir la imaginación? Un beso...

    ResponderEliminar
  4. Prueba con Vivaldi y su Otoño, prueba con Queen y muere. No hay pensamiento por muy atormentado que sea que yazca. Hasta en la muerte hay vida, distinta, pero vida.
    Un beso (con tu permiso)

    ResponderEliminar
  5. Gracias Ramón, qué bello comentario...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola, te he nominado para el premio Liebster Award, más información:

    http://laslecturasdemrdavidmore.blogspot.com.es/2013/09/premio-liebster-award-descubre-nuevos.htm

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Acabo de dar con tu blog, la verdad es que me ha gustado mucho. Yo acabo de empezar y estoy buscando blogs con los que interactuar y compartir lecturas.
    Te dejo la dirección del mío: http://entre-lineas-blog.blogspot.com.es/
    Yo, por mi parte te sigo desde ahora.

    ¡Un saludo y gracias!

    ResponderEliminar

Ballade pour Sophie

Ballade pour Sophie

Se habían despedido el mismo día en que se encontraron, solo que, ninguno de ellos lo sabría hasta pasado unos años, en que, l...