domingo, 24 de noviembre de 2013

Un mundo imaginario




Queda un instante atrapado, es importante es majestuoso. Es como si hubieran pasado dos o tres años, pero sólo es un instante. Esto basta para recordarlo siempre, y ese instante , se ha alojado en mi cabeza. Ya no importa si no hay más minutos, porque son inmensas gotas de agua que han anegado todos los rincones de mi pensamiento. Sonrío  mientras giro la bola transparente y sonrío aún más al ver caer los copos de nieve igual que besos, acariciando todo el tejado....

De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...