domingo, 3 de noviembre de 2013

Desterrados hijos



En cada pico de cada ola  hay un funeral de palabras y hay rosarios de algas en los cuellos de los caballitos de mar; hay un entierro con cenefas de plata y los rayos de todos los soles con sus dedos, sostienen a los advenedizos: Madres, padres, hijos.
Hay una fila de risas muertas, otra de caminos infértiles, hay un cementerio de nanas, hay un cementerio de voces acalladas. Tañen campanas de todas las capillas de todos los mares…tañen…tañen….







Con éste texto participo en el Blog  Esta noche te cuento: Cada mes un relato, en noviembre: Inventa una palabra.




http://estanochetecuento.blogspot.com.es/

De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...