viernes, 22 de noviembre de 2013

Lazos

Lloro sobre mis hombros por todos los momentos que se han ido y a veces sonrío porque su sabor se ha quedado en las dos esquinas de mis labios.

Se habre el telón

Se abre el telón El primer día te comen los nervios, si, si, te comen literalmente; y es que, cuando una se halla en el escenario...