martes, 29 de mayo de 2018


Yo te he mancillado,
porque toqué tu cuerpo,
y tenía mis manos llenas de barro...
En ti ha quedado la mancha, los besos,
mi posesión anclada a tus piernas...
Yo te he ultrajado.. he pecado, gravemente,
porque supe cómo eras..
Eres un dios que se retuerce en un mar de placer...
He querido sentir cuando tú sientes,
al mismo tiempo y los dos,
como cuando a veces el sol y la luna se acarician.

Nada es mejor que dejarme ir, a sabiendas, que tú, lo mismo haces.
Eres mi espejo, mi yo.
Mi caudal repleto de besos ( Ánfora)
Te quiero en mi ombligo a gotas,
a ríos cuando te desbordas...
Y te quiero despoblado,
indefenso...
Tú, mi invitado de siempre...
que llevas pura melaza para el bien de mis pechos..
Mejor una copa de tu río, mejor beberte.
Pecado forzoso, río de tinta,
te quedas con mi sello en tus labios...


lunes, 21 de mayo de 2018


Aún en el desastre que causa un bombardeo en una ciudad matando personas, quemando casas, destripando ilusiones, aún con tanto dolor, puede quedar allá, en la cima de una pequeño monte, una fila de retamas, un pequeña plantación de romero, o de lilas. Y es que la vida es ese sentido del que nunca se tiene consciencia del todo, la vida es lo que hacemos mientras tanto; es una frase que he leído por ahí, o algo así dice. El caso es que en parte es cierto, aunque la certeza nunca es probada, es mi opinión, la aprobación de cualquier cosa es algo poco tangible, algo probable, como cuando dos realidades se enfrentan ¿Cual de ellas es real? ¿Qué es la realidad?...

De modo que nadie unge heridas, nadie es fiel al esclesiastés, siquiera se tiene la certeza que el hombre sea capaz de asumir el caos, o, la felicidad; realmente esos lirios, o esa fila de retamas puedan crecer a pesar de los enfrentamientos, de sesgar las vidas de los demás, podría decir que el caos, es realmente lo que sucede al rededor, la causa y efecto de todo.
Por lo tanto, mientras alguien muere, viene al mundo una criatura. Mientras se bombardea sin piedad algún un pueblo, la causalidad se adviene, quizás por capricho o locura, o devaneo, pero lo insólito es que mientras agonizan voces y gritan hambre, y se devastan hogares, puede surgir de la nada lo más hermoso, lo simple, es decir la vida y el caos de ella misma.


lunes, 14 de mayo de 2018

El aroma de los silencios


Solo quiero silencio donde reposa mi memoria,

Arbustos donde se esconde mi vida programada.

Un alzar la mano para un adiós,

Despedida.


Y luego el violín tan niño, tan doblemente hermoso,

Resuena en mis oídos... 

Un niño blanco y hermoso, delicado...
Te pariría mil veces,

Mil vidas.

Este mundo de adversidades, 
estos años de adornar paredes y cunas,

Doblemente silencio ya estoy dormida...



Ensoñación

Un cúmulo de nubes se ha fugado dejando un desierto con retamas secas... El aliento de aquel fantasma en mi cara, a logrado que viv...