lunes, 14 de abril de 2014

Pensamiento en la noche del lunes

Probablemente tengamos cierta dificultad en hacer brotar todas la ramas; por eso a veces cuesta decir: Te quiero. No es en el caso del ajenjo, que sus hojas y pimpollos proliferan por todos sitios y sin ninguna dificultad se muestran para el deleite de nuestros ojos, así sin mas.

Hieres

Creo que nací desolada de todo, como si un todo fuese algo. Quizás no había llegado la hora en que pude ver la luz insensata, que a vec...