lunes, 14 de abril de 2014

Pensamiento en la noche del lunes

Probablemente tengamos cierta dificultad en hacer brotar todas la ramas; por eso a veces cuesta decir: Te quiero. No es en el caso del ajenjo, que sus hojas y pimpollos proliferan por todos sitios y sin ninguna dificultad se muestran para el deleite de nuestros ojos, así sin mas.

De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...