lunes, 28 de abril de 2014

Escoger o quizás no

Hubiera escogido un precioso ramos de lirios, o quizás hubiera sido un gran abanico de rosas rojas y amarillas igual que el color de los rayos incipientes del sol al amanecer. Todo eso hubiera sido algo espléndido; algo muy importante para ella, si, eso debió de ser. Tendría una vivienda propia y un jardín para tender igual que una abundante colada, miles de flores silvestres y serían una gran alfombra.Quizás soñó con un largo viaje alrededor del mundo; o hubiera recogido algunas lágrimas y las hubiera rociado con incienso; y hubiera arropado esas lágrimas, pero no fue de esa manera. Todo sucedió tal y como ella quiso, tal y como se recorre un desierto lleno de espinas; de tierra hambrienta de lluvia; de un cielo oculto; gris; sin nubes. Eso fue lo que en realidad escogió y quizás hubiera llegado a tiempo esa cálida lluvia, y ese cielo azul hubiera desplegado sus colores como despliegan sus alas las mariposas...,

En todos lados cuecen habas

¿Pero qué me pregunta usted?, me dijo la anciana, con una cachimba enorme en una esquina de la boca, que al mismo tiempo chorreaba ba...