miércoles, 12 de febrero de 2014

Tú eres

No son los recuerdos, ni los zapatos más bonitos que siempre hemos deseado tener; es el amanecer de un nuevo día, y esa  decisión que hayamos escogido, lo que nos lleva a permanecer más o menos distantes  de un final que siempre aguarda...



Porque fue un dieciocho de agosto, de 1936 que le mataron el corazón a un poeta grande, Federico García Lorca. Hoy yo quiero fingir que...