domingo, 20 de octubre de 2013

El sembrado

Pensar en ayer hace que todas las voces vuelvan para recorrer todo lo que poco a poco quiero. Y puedo ver un llano cubierto de espigas, de pisadas y de risas.

Hieres

Creo que nací desolada de todo, como si un todo fuese algo. Quizás no había llegado la hora en que pude ver la luz insensata, que a vec...