domingo, 20 de octubre de 2013

El sembrado

Pensar en ayer hace que todas las voces vuelvan para recorrer todo lo que poco a poco quiero. Y puedo ver un llano cubierto de espigas, de pisadas y de risas.

No llueve

¿Porqué me contestas con esa mirada tuya, tan seria? Yo no sé de esos ojos que parecen palabras espurias, no sé de gritos en mitad de la...