sábado, 12 de octubre de 2013

Alisios

Todos los picos de la montañas a éstas horas están siendo amados por las enormes bocanadas de aire. Entre ellos  una cascada de nubes despliega sus largos dedos y  recorre la llanura, hasta terminar sobre el suelo de la bella y roja tierra.

Hieres

Creo que nací desolada de todo, como si un todo fuese algo. Quizás no había llegado la hora en que pude ver la luz insensata, que a vec...