viernes, 25 de octubre de 2013

Dulces pazapanes

Mezo en mis brazos gorriones de blanco plumaje y acompaña la música de la brisa que se cuela en el porche. Cada luna llena una nueva nana, un piar nuevo.

Hieres

Creo que nací desolada de todo, como si un todo fuese algo. Quizás no había llegado la hora en que pude ver la luz insensata, que a vec...