viernes, 25 de octubre de 2013

Dulces pazapanes

Mezo en mis brazos gorriones de blanco plumaje y acompaña la música de la brisa que se cuela en el porche. Cada luna llena una nueva nana, un piar nuevo.

La travesía

Éramos unos cien muchachos los que emprendimos el viaje aquella mañana de julio, y aunque llegamos a salvo a puerto después de do...