viernes, 26 de diciembre de 2014

Un payaso representa lo que podríamos definir la amplia sonrisa, que, se queda en los rostros de los que lo admiran y contemplan; pero en su nobleza y su afán por hacer reír a los demás se esconde también ese sentimiento de tristeza que mantiene oculto; pero pobre de aquel que piense lo banal de ese rostro alegre, porque se puede enfrentar a un gran actor que se toma la libertad de abofetear su ignorancia...,

Porque fue un dieciocho de agosto, de 1936 que le mataron el corazón a un poeta grande, Federico García Lorca. Hoy yo quiero fingir que...