jueves, 4 de diciembre de 2014



Creo que las guerras son decisivas en cada cabeza de cada gobernante por el modo en que reaccionan ante la injusticia y el dolor de las madres al ver a sus hijos con desgarradores gritos…,




Porque fue un dieciocho de agosto, de 1936 que le mataron el corazón a un poeta grande, Federico García Lorca. Hoy yo quiero fingir que...