viernes, 5 de diciembre de 2014



Pobre de aquel que en su vanidad crea que el mayor de los inconvenientes sea prescindir de la sombra que pueda proporcionar un sauce, o de ocultar los rayos del sol con un ancho muro gris; porque será igual que llenar el alma con un puñado de tierra…,

No quedan más que las sombras de los pájaros debajo del árbol, Con sus débiles alas desplegadas, con sus picos cerrados… No quedan ...