viernes, 6 de diciembre de 2013

Un instante sigue a otro

Son esas capas y capas de cebolla que se enredan durante largo tiempo en nuestros cuerpos, y desprovistos de toda libertad dejamos que nos guíe una mano que en realidad nunca ha existido.

No llueve

¿Porqué me contestas con esa mirada tuya, tan seria? Yo no sé de esos ojos que parecen palabras espurias, no sé de gritos en mitad de la...