viernes, 30 de mayo de 2014

Amanecer, anochecer




Los libros que debieran  hablar guardan silencio y el techo carece de esos vivos colores, de ese tiovivo que permanece inmóvil desde hace mucho tiempo. ¿ De qué sirve mantener la calma?...,

De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...