lunes, 26 de mayo de 2014

Costumbres




Andan diciendo que la peluquería cerrará dos días de los seis que normalmente permanece en activo; la puerta de cristales se abre y cierra cada vez que algún pié se adentra. Repiqueteo de campanas una, y ahora otra, y otra...¿las seis? Gentío en la plaza, por todas las esquinas, bordeando los árboles, y vallas; aquella señora sonríe y en la cabeza se eleva un montículo trenzado, sonríe, sonríe...es como si llevara la divinidad encima, cruza la calle desde la peluquería a la plaza. Ahora las sábanas ondean igual que una enorme bandera de colores, luego la casa se viste de primavera en su exterior. Debió ser más amable, debió suprimir esas palabras toscas; casi un insulto, pensó aquella mujer con el niño en sus brazos; un señor sumamente desagradable no se merece Doña Regina...no. Cae la tarde, llega la espesura gris y cada cual escoge un camino. Realmente mereció la pena compartir cerca del césped unas cuantas páginas de aventuras, de misterios...mañana ,si, mañana será otro día..., 

Hace tanto que voy muriendo..  En cada suspiro... muero.. En un nuevo día.. muero.. Muero cuando río, cuando lloro.. Hace tanto, tanto qu...