domingo, 18 de mayo de 2014

Fragmento



"La bocinas de los coches; las callejuelas repletas de pasos; las cafeterías con multitudes de voces; las plazas repletas de abanicos, de soda fresca en las mesitas. Las señoras parloteando; los señores asintiendo debajo de la sombra del toldo. Los buques atracando y resonando...Sin embargo, en ese preciso momento uno puede perder el oído y sobrecogerse, uno puede fenecer debajo de todo ello...,"

Día de Sábado de 1845.

Me hablo

No me gustan los olivos no me dicen nada.. Escucha niña viejita, que ayer fuiste mayor,  quedate atenta al discurrir de esas hojas aba...