domingo, 16 de agosto de 2015

Por si me pierdo en algún momento en ese otro mundo cruel de la memoria, y se vacía la cabeza de todo, me dejaré llevar por las pasiones, las que muchas veces atemorizan mientras comemos, y dormimos en una jaula...

No quedan más que las sombras de los pájaros debajo del árbol, Con sus débiles alas desplegadas, con sus picos cerrados… No quedan ...