sábado, 22 de agosto de 2015

Es verano y vienes.


Aún en mi miedo vienes, tú entre mí, como los locos que no llevan mordaza alguna tapando los labios, tú y yo en un vertedero de antojos y caprichos, sin sopesar algún inconveniente, así en verdad se es libre, pese a ese miedo que es infundado en nuestra mente. Sospecho pues que es un sueño, pero parece real y en mi empeño es tan real, como entre tú y yo, como esos locos benditos lamiendo heridas...

Hieres

Creo que nací desolada de todo, como si un todo fuese algo. Quizás no había llegado la hora en que pude ver la luz insensata, que a vec...