Seguidores

lunes, 2 de febrero de 2015

Si, definitivamente todo se observa mejor y de todo podemos reflexionar, cuando en una quietud infinita y en algún lugar cómodo, con la barbilla apoyada en el brazo sentimos la imperiosa necesidad de ello...,

Eres música cuando te miro, cuando tú no percibes que te miro. Eres la sangre que corre en mis venas, cuando tú no sabes que lo pienso...