miércoles, 18 de febrero de 2015

Las personas deberían sentir la vida a golpes, si, eso quiero decir, sentir la vida como si algo retumbara dentro de la cabeza; como si nuestros ojos y nuestros oídos percibieran el leve movimiento de aquella rama, o el aleteo de un colibrí; yo admiro a las personas que viven dos vidas al mismo tiempo, porque mientras en una suceden las cosas, en la otra se desnudan y se atrapan los sentimientos, por lo tanto una gran fortuna me ha sido otorgada...,

En todos lados cuecen habas

¿Pero qué me pregunta usted?, me dijo la anciana, con una cachimba enorme en una esquina de la boca, que al mismo tiempo chorreaba ba...