sábado, 24 de enero de 2015



Creo que cuando la dama oscura se acerca mas de lo habitual a nuestro lado no es por ventura, no sería para nada imprevisible dado el caso; es esa atracción fuerte que ella siente por aspirar hasta el último hálito de las vidas hasta quedar embriagada igual que una mesalina; entonces pues, nada podría hacer que eso no sucediera, porque sería como rechazar las bondades y los placeres y en este caso, nuestro deceso sería totalmente justificado...,

Porque fue un dieciocho de agosto, de 1936 que le mataron el corazón a un poeta grande, Federico García Lorca. Hoy yo quiero fingir que...