Seguidores

martes, 30 de septiembre de 2014

De lo que pareciese un Edén



Debe haber un modo de alcanzar un oasis dentro de nuestra propia casa y ser feliz en él, como si se tratara de un piélago inmenso en medio de nuestra salita...,más no habría tristeza alguna.

Eres música cuando te miro, cuando tú no percibes que te miro. Eres la sangre que corre en mis venas, cuando tú no sabes que lo pienso...