domingo, 28 de septiembre de 2014

Secretos




Nunca se termina de abrir del todo ese visillo que cubre nuestro corazón, debe quedar algo que sólo cada uno de nosotros sabemos...

En todos lados cuecen habas

¿Pero qué me pregunta usted?, me dijo la anciana, con una cachimba enorme en una esquina de la boca, que al mismo tiempo chorreaba ba...