lunes, 10 de junio de 2013

Verás que el monte sí es de un poblado orégano perfumado donde un columpio se balancea

Entonces el cielo.

De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...