lunes, 10 de junio de 2013

Verás que el monte sí es de un poblado orégano perfumado donde un columpio se balancea

Entonces el cielo.

No quedan más que las sombras de los pájaros debajo del árbol, Con sus débiles alas desplegadas, con sus picos cerrados… No quedan ...