sábado, 8 de junio de 2013

Suave, suave


Maravilloso momento cuando afinas y tensas con tus manos de pianista. Entonces las sonatas se escapan de dentro, donde habito.

Ayer me soporté bien. Anduve en la madrugada, como cuando una se escapa del cuerpo mientras duerme. Me soporté toda la noche, sopor...