martes, 25 de junio de 2013

Piel



Descansa sobre la blanca sábana la  mano, y entre sus pliegues  la mía duerme plácida.

No quedan más que las sombras de los pájaros debajo del árbol, Con sus débiles alas desplegadas, con sus picos cerrados… No quedan ...