martes, 1 de marzo de 2016

Ella dijo: No confíes tanto en mí por el simple hecho de ver- me parecer una retama, o prado de recuerdos, un rosal en una maceta perfectamente cuidada con ilustraciones etruscas; es decir, mi otra mitad no se santigua...Sin embargo me tienes por si algún día se te vienen las ganas de tirar la toalla, volvió a decir.

De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...