viernes, 11 de marzo de 2016



Llámame si es posible cada vez que quieras, llámame en la distancia, llámame cuando creas que el mundo se te hace demasiado voluminoso y creas que miles de cuchillos se clavan en tus hombros. He decidido desde hace tanto que me quedo, que me quedo por ti. (una multitud). En mi sillón de paja con los ojos meditando a veces, y otras, con mi locura que me desea, y cada vez más... (yo también)

No quedan más que las sombras de los pájaros debajo del árbol, Con sus débiles alas desplegadas, con sus picos cerrados… No quedan ...