jueves, 24 de septiembre de 2015

De las puras gozadas

Yo quiero alojarme en ese horizonte
que se haya plagado de multitudes
de estrellas y luminarias...

Eternamente viva para morir primero,
yo quiero beber de la copa de la locura,
amar ese instante, porque bastaría una porción de tiempo,
en que súbitamente se haya la felicidad de los orgasmos.

Yo quiero atarme de pies y manos a la pura gozada,
beber, beber instantes...



Que se van yendo cosas y casas y calles.

Ya no se llevan calles estrechas, sin embargo, aún se pueden ver en cualquier ciudad del mundo. Las calles estrechas tienen magia,...