jueves, 3 de septiembre de 2015


Y sin embargo la parquedad de tus palabras..

cuando me miras ...

se convierten en miles de aplausos,

dardos que se entierran muy adentro, de mí.


Que se van yendo cosas y casas y calles.

Ya no se llevan calles estrechas, sin embargo, aún se pueden ver en cualquier ciudad del mundo. Las calles estrechas tienen magia,...