sábado, 19 de septiembre de 2015

Dicen que la noche parece un lobo hambriento, pero realmente es la sombra perfecta para cobijar el alma.

No quedan más que las sombras de los pájaros debajo del árbol, Con sus débiles alas desplegadas, con sus picos cerrados… No quedan ...