Seguidores

sábado, 19 de septiembre de 2015

Dicen que la noche parece un lobo hambriento, pero realmente es la sombra perfecta para cobijar el alma.

De los placeres

Sentirse abrazada con un cruce de miradas, resplandece el sol. Supura el deseo… Jazmines en los tobillos, el velo se despr...