sábado, 19 de septiembre de 2015

Dicen que la noche parece un lobo hambriento, pero realmente es la sombra perfecta para cobijar el alma.

Que se van yendo cosas y casas y calles.

Ya no se llevan calles estrechas, sin embargo, aún se pueden ver en cualquier ciudad del mundo. Las calles estrechas tienen magia,...