Seguidores

miércoles, 23 de septiembre de 2015



Creo que los ausentes son los que comen y caminan por las avenidas, los que toman el bus y los que tratan de aniquilarse con espantosos sueños, yo prefiero el delirio, ese que trastoca y revoluciona todo, es como un amante exquisito.

De los placeres

Sentirse abrazada con un cruce de miradas, resplandece el sol. Supura el deseo… Jazmines en los tobillos, el velo se despr...