lunes, 23 de junio de 2014

Asombrosa experiencia





 Podríamos permitirnos tener la gran satisfacción de lo que significa vivir; pero raras veces comprendemos que vivir es una única y asombrosa experiencia; es igual que admirar un bello lienzo; caminar por aquella vereda repleta de flores y arbustos; de tal modo que todo lo que hubiésemos podido admirar, todo ese inmenso mar azul que despierta en  la mañana  desperezándose, alzando su velo transparente de verdes sedas sería un regalo;  todo eso podría ser perfectamente la gran satisfacción de vivir 

La travesía

Éramos unos cien muchachos los que emprendimos el viaje aquella mañana de julio, y aunque llegamos a salvo a puerto después de do...