lunes, 6 de mayo de 2013

Café Arábigo



 Las  gotas viscosas resbalan serpenteando el camino. Atraviesan la hondanada desde el ombligo, hasta los pechos acariciando los pezones para caer en  un mimoso desliz en el pozo de sus labios….

No llueve

¿Porqué me contestas con esa mirada tuya, tan seria? Yo no sé de esos ojos que parecen palabras espurias, no sé de gritos en mitad de la...