lunes, 6 de mayo de 2013

Café Arábigo



 Las  gotas viscosas resbalan serpenteando el camino. Atraviesan la hondanada desde el ombligo, hasta los pechos acariciando los pezones para caer en  un mimoso desliz en el pozo de sus labios….

Hieres

Creo que nací desolada de todo, como si un todo fuese algo. Quizás no había llegado la hora en que pude ver la luz insensata, que a vec...