miércoles, 27 de marzo de 2013

Érase una vez dos besos

Una  mañana de invierno, dos besos caminaban de la mano heladitos de frío; pasaron unas horas, y, quedaron como carámbanos de fresa.



¿Quién salva a los poetas?, a las personas que quieren dejar letras en cualquier rincón, en un folio, en una pared, en el tronco de...