lunes, 5 de noviembre de 2012

Las manecillas enamoradas



Recorren el camino y esperan deseosas llegar a la hora en punto  para fundirse en un íntimo abrazo.

De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...