lunes, 5 de noviembre de 2012

Las manecillas enamoradas



Recorren el camino y esperan deseosas llegar a la hora en punto  para fundirse en un íntimo abrazo.

Izac García

Izac García frente al mar, pensaba que las olas eran como colas de caballo: olas rubias, olas negras, olas pelirrojas... De modo que tod...