miércoles, 21 de noviembre de 2012

Hoy


Lo abandono todo
Abandono el trabajo,
Abandono el coche,
Abandono mi fe,
Abandono mis risas,
Abandono mis lágrimas,
Abandono mi casa,
Y me abrazo a un árbol,
Y me quedo dormida.


Hay una vacante

Le atrajo mucho el anuncio, y es que con estos tiempos que corren el mejor de los regalos a mi entender, es tener un empleo. Tomó...