miércoles, 21 de noviembre de 2012

Hoy


Lo abandono todo
Abandono el trabajo,
Abandono el coche,
Abandono mi fe,
Abandono mis risas,
Abandono mis lágrimas,
Abandono mi casa,
Y me abrazo a un árbol,
Y me quedo dormida.


En todos lados cuecen habas

¿Pero qué me pregunta usted?, me dijo la anciana, con una cachimba enorme en una esquina de la boca, que al mismo tiempo chorreaba ba...