miércoles, 21 de noviembre de 2012

Hoy


Lo abandono todo
Abandono el trabajo,
Abandono el coche,
Abandono mi fe,
Abandono mis risas,
Abandono mis lágrimas,
Abandono mi casa,
Y me abrazo a un árbol,
Y me quedo dormida.


De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...