martes, 6 de noviembre de 2012

A veces pasan cosas..



Aconteció un día que había despertado en la caseta de mi perro. Quise ponerme en pie, pero incrédulo pude ver que tenia cuatro patas, y un pelo negro muy cargado en todo el cuerpo. Salí despavorido a la casa y subí las escaleras hacia la habitación, un aullido salio de mi, cuando vi a mi perro tumbado en la cama , con la apariencia de humano y canturreando contento, porque le habían ascendido a director general en la empresa

En todos lados cuecen habas

¿Pero qué me pregunta usted?, me dijo la anciana, con una cachimba enorme en una esquina de la boca, que al mismo tiempo chorreaba ba...