viernes, 9 de noviembre de 2012

De regreso

Ya no habrá más camino, ni huecos donde tropezar; sólo la levedad de lo infinito.

Ayer me soporté bien. Anduve en la madrugada, como cuando una se escapa del cuerpo mientras duerme. Me soporté toda la noche, sopor...