viernes, 9 de noviembre de 2012

De regreso

Ya no habrá más camino, ni huecos donde tropezar; sólo la levedad de lo infinito.

Izac García

Izac García frente al mar, pensaba que las olas eran como colas de caballo: olas rubias, olas negras, olas pelirrojas... De modo que tod...