jueves, 23 de febrero de 2012

Solomillo a la pimienta

Te cocinaré, de hoy no pasa. Te cocinaré a la pimienta. No tengo yo la culpa que te vendieras en el mercado. Mi dieta es macrobiótica, pero tú no tienes desperdicio, he caído en la tentación. Tus cuartos traseros son tentadores, y tu morrito, ha hecho que mis hormonas se vuelvan locas. Haces que me sienta en otra galaxia. Sabes a leña recién cortada, a mermelada de fresas, y usas el perfume que más me gusta. Sácate los tejanos, que la ropa humeada huele fatal. De hoy no pasa. Te cocinaré a la pimienta, tú serás mi Pepper steak

¿Quién salva a los poetas?, a las personas que quieren dejar letras en cualquier rincón, en un folio, en una pared, en el tronco de...