miércoles, 10 de febrero de 2016






Donde el lugar perfecto, de los lugares,
se halla la clepsidra, ahí en tus manos de agua,
bellas como oro, que a chorros cae como una fuente en mis labios...



En todos lados cuecen habas

¿Pero qué me pregunta usted?, me dijo la anciana, con una cachimba enorme en una esquina de la boca, que al mismo tiempo chorreaba ba...