martes, 15 de julio de 2014

Un pensamiento



A veces nos empeñamos en calzar los pies de las personas sin darnos cuenta que en realidad estar descalzos los hace libres, pues nada más placentero es que dejar las  huellas de esos pies,  acariciadas, por los sensibles dedos de la magnánima naturaleza...

De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...