sábado, 21 de septiembre de 2013

Sobremesa

Me cuesta tanto levantarme después de haber masticado todos los días de mi vida, aún así volverá una nueva sobremesa. Un mantel de flores y vajilla de porcelana. Todo ello muy bien fingido.

De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...