viernes, 27 de septiembre de 2013

Manzanas azules

La merienda de todos los días, de todas las tardes, ha dejado para siempre el perfume de los  ecos, de aquellas voces cálidas.

Izac García

Izac García frente al mar, pensaba que las olas eran como colas de caballo: olas rubias, olas negras, olas pelirrojas... De modo que tod...