sábado, 17 de agosto de 2013

Graffiti

Una lágrima cayó de sus ojos, resbaló por la pared y cuando quise detenerla mis dedos quedaron manchados de un rojo carmesí.

Izac García

Izac García frente al mar, pensaba que las olas eran como colas de caballo: olas rubias, olas negras, olas pelirrojas... De modo que tod...