viernes, 16 de diciembre de 2011

Manzanila con Anís

Una taza de manzanilla con anís todavía humeante. Fuera en la plaza caminó descalza largo rato.
Se acercó a la playa y el agua cristalina reflejó su silueta y su rostro.-Porqué no me vio si me tenía en sus brazos?, -Se preguntó para sus adentros-

No llueve

¿Porqué me contestas con esa mirada tuya, tan seria? Yo no sé de esos ojos que parecen palabras espurias, no sé de gritos en mitad de la...