martes, 5 de enero de 2016



Cada día me muero dos veces, eso es una fortuna, es un privilegio tener consciencia de que la vida se disuelve y, mientras eso sucede y, lo más de lo más es sentir mientras se muere...
PD. Lo de morir doblemente me sucede a menudo, sobre todo cuando yo estoy durmiendo, y "Yo" camino de noche las calles, libre. (Qué hago, me ato a la cama?)

Se habre el telón

Se abre el telón El primer día te comen los nervios, si, si, te comen literalmente; y es que, cuando una se halla en el escenario...